Otoño siempre con mis pascualas

Otoño siempre es momento de cambios. Pasamos del relax a la vuelta a la rutina y al cole, los árboles mudan sus hojas para traer unas nuevas y el sol nos va dejando poco a poco para volver a iluminarnos luego con más alegría. Y eso no es todo, con el cambio de armario podemos ver qué necesitaremos para el frío y con qué novedades vamos a sorprender a nuestras niñas. Qué mejor oportunidad de hacerlas sentir como princesas que con unas botas pascualas.

Las botas pascualas son perfectas para cualquier ocasión, desde el día a día hasta para momentos más importantes en la vida de nuestras pequeñas. Además podemos encontrar una gran variedad de modelos y colores. Sin ninguna duda, vuestras pascualas favoritas son las combinadas en charol y serraje. Aunque también las podéis encontrar enteras en charol o enteras en piel. Como veis hay dónde elegir, tanto en gustos como en estilos.

Botas Pascualas Charol Con Lazo Rígido Bambi
Botas Pascualas Charol Con Lazo Rígido Bambi

Nosotras recomendamos las botas pascualas para esta época del año. No sólo por ser un calzado perfecto para el otoño, sino porque ayudan a tener los pies calentitos (además de vestir los pies de nuestras niñas muchísimo). ¿Os acordáis cuando jugábamos a ser princesas de nuestras propias historias? Las pascualas pueden hacer que vuestras pequeñas se vean igual que nos queríamos ver nosotras y les den alas para crear nuevas y fantásticas aventuras.

Se pueden combinar con vestidos de corte imperial, uno de los más conocidos y más elegantes. La combinación de bota pascuala con este bonito corte de vestido queda muy bien. Además son ideales para lucir en eventos, aunque en tiempos de Covid estos sean muy pocos. Pero por qué no ponernos guapas y hacer que nuestra pequeña se sienta como una princesa para salir a dar un paseo, visitar a algún familiar o para una cena especial en familia. ¡Tu niña irá perfecta entre el vestido y las pascualas!

Si quieres optar por la comodidad el vestido de corte evasé, va como anillo al dedo. Este tipo de corte resulta muy ponible, ya que el ancho del vestido hace que quede ideal con unas botas pascualas. La ventaja de este tipo de vestido es que nuestras niñas lo pueden usar tanto para el día a día como para alguno de esos momentos más especiales.

Las posibilidades de combinar las botas pascualas no se quedan únicamente en vestidos y eventos señalados. Se pueden usar con vaqueros, con leggins,… Hay una amplia e infinita variedad de posibilidades. ¡Y lo mejor es la diversidad de colores disponibles!

Para esta temporada ya tenemos la fórmula perfecta: nuestras pequeñas + botas pascualas = otoño perfecto. ¿Os animáis a probar las pascualas?

Deja una respuesta