Beneficios de las sandalias para los más peques

banner-blog-tips-sandalias

Pensar en el buen tiempo es empezar a echar un vistacito a sandalias y calzado más descubierto mientras esperamos la llegada del calor, pero… ¿Has pensado alguna vez en los beneficios de las sandalias para los más peques? Sigue leyendo, que te los contamos TODOS.

La puntera, nuestra gran aliada

Si nos sigues en redes, habrás visto que estos días hemos estado hablando de las punteras y la importancia que tienen para cuidar los pies de nuestros peques, especialmente cuando llevan sandalias. Una sandalia con puntera no sólo ofrece protección contra rozaduras, sino que también protege las uñitas de golpes y roturas, ya que son más débiles que las nuestras. Además, evitan que la suciedad entre en ellas, a diferencia de las sandalias abiertas.

Además es súper importante tener en cuenta el hecho de que una sandalia lleve puntera no tiene por qué conllevar que el calzado pierda flexibilidad. Si la suela o la puntera están fabricadas en materiales flexibles y blanditos, el efecto será el mismo.

Encontrar una sandalia con puntera y talonera alargará la vida de su calzado y le dará un extra de protección a sus piececitos.

En cuanto a las taloneras (OJO, taloneras, no estabilizadores) nos ofrecen una protección extra en la parte trasera del pie. Este pequeño reborde o “refuerzo” no tiene por qué influir en la consistencia del contrafuerte.

El día del estreno

Ahora si, te has decidido por unas sandalias cubiertas (con puntera) para tu peque y llega el gran día del estreno. Como no queremos que nada salga mal y que pueda disfrutar al máximo de sus sandalias nuevas, recuerda estrenar el calzado siempre con calcetines. Si si, como lees, las sandalias también. Puedes elegir si prefieres ponérselo con calcetín a pequeños ratitos por casa o bien si quieres empezar a usar sandalias ya en primavera.

Estrenar las sandalias con calcetines nos permite alargar mucho más el uso de las mismas, ya que podemos empezar a ponérselas desde marzo/abril con un calcetín y llevarlas sin él cuando haga más calor. Y por qué no, seguir utilizándolas en otoño con calcetín de nuevo.

Tip: Si te choca esta opción, puedes probar a utilizar un calcetín del mismo color del zapato y verás que el efecto te convence mucho más.

Además, nos gustaría destacar que con el uso de sandalias cubiertas estaremos dando mayor sujeción y protección al pie que con otras sandalias más descubiertas.

¿Estás pensando que es justo lo que necesitabas? Echa un vistacito a nuestra categoría de Sandalias

Deja una respuesta